La ingeniería civil en los juegos de mesa

Tras el paréntesis del verano,  y coincidiendo con la celebración de la Semana de la Ingeniería de Caminos en Madrid (SICMA ’19), retomamos la bitácora con lo que popularmente sería una «salida de tiesto», o lo que los anglosajones llaman «off topic» en toda regla. Esta entrada no va ni de historia ni (solo) de carreteras. Tampoco es una entrada técnica, sino lúdica, pero de todo ha de haber en la viña del Señor. En este artículo presentaremos algunos juegos de mesa para los aficionados al ocio analógico basados en la ingeniería civil, que también sirven para despertar el interés por la ingeniería en los más pequeños. Allá vamos.

Expansiópolis: para los amantes de la planificación urbana

Se trata de un juego de 1-4 jugadores editado en castellano por Salt&Pepper Games, cuya versión inglesa se denomina «Sprawlopolis». En este juego seremos ingenieros urbanistas encargados de la planificación de una ciudad. En ella tendremos que distribuir zonas verdes, áreas residenciales, zonas de usos industriales y comerciales, así como sistemas generales (representados en el juego por infraestructuras viarias).

Fuente: Club Dante

La puntuación del juego se da por diversos objetivos (mayor área de zonas verdes conectadas, de zonas residenciales, zonas comerciales que cumplen determinadas condiciones respecto a las residenciales y los sistemas generales, mayor longitud de infraestructuras viarias ininterrumpidas, etc.).

Fuente: What’s Eric playing

Adicionalmente, el juego cuenta con varias expansiones, que vienen por defecto con el original y de las que son interesantes, desde el punto de vista constructivo, dos de ellas: Playas y Zonas de construcción. La parte de playas integra el impacto del litoral en la planificación urbana, y la de zonas de construcción hace más difícil la planificación por la aparición de zonas de obras que interrumpen el viario y desconectan los distintos usos de la ciudad entre sí.

Fuente: BGG
Fuente: BGG

Barrage: ingeniería hidráulica en los felices años 20

Otro de los juegos de mesa que tienen una relación directa con la ingeniería civil, en este caso en la rama de hidráulica, es Barrage, de 1-4 jugadores, que será editado próximamente en castellano por la firma española Maldito Games. En este caso, Barrage nos traslada al escenario de 1922, cuatro años después del final de la I Guerra Mundial, una época dorada en la expansión de las presas y la ingeniería hidráulica para la generación de energía eléctrica, no solo en Estados Unidos sino en gran parte de Europa (en España, concretamente, esta política comenzó bajo el mandato del general Primo de Rivera en 1923).

En Barrage nos pondremos en la piel de industriales que buscan construir y operar presas y centrales hidroeléctricas para vender la energía producida. A lo largo del juego dispondremos de ingenieros, maquinaria (concretamente excavadoras y hormigoneras), y contratos de suministro de energía eléctrica que tendremos que satisfacer. El juego simula una cadena montañosa de varios valles con cerradas muy próximas y conducciones de agua conectadas a las centrales.

Fuente: BGG

En esos valles se simula de forma bastante curiosa la pluviometría y la escorrentía del agua, mediante gotas que irán apareciendo y se irán distribuyendo a los distintos embalses. En ellos, como industriales deberemos construir una presa, infraestructura que, en función de la altura del cuerpo de presa, podrá retener más o menos agua. En este juego se supone que todos los vasos de embalse son iguales y la capacidad de almacenamiento es función directa de la altura del cuerpo de presa, habiendo presas de nivel I, nivel II y nivel III. Adicionalmente, deberemos construir centrales hidroeléctricas próximas a las presas, y ocuparnos de que las conducciones permitan dar salida a nuestra energía para satisfacer los contratos de suministro eléctrico.

Fuente: BGG

Se trata de un juego eminentemente estratégico donde resulta clave la construcción de las infraestructuras en los lugares más adecuados (que permitan aprovechar mejor la escorrentía y almacenar más agua), así como donde se minimice el transporte de la energía eléctrica hasta los centros de distribución. Si controlas el agua, serás capaz de producir energía y completar rentables contratos.

Brass Birmingham: construcción de conexiones fluviales y ferroviarias con el mismísimo Isambard Brunel

Fuente: Kickstarter

Otro de los juegos vinculados a la ingeniería civil que puede hacer las delicias de los adolescentes en casa es Brass Birmingham, un juego de 2-4 jugadores editado en castellano también por Maldito Games.  Este juego recrea el nacimiento y desarrollo de la revolución industrial en Inglaterra entre 1780 y 1870, concretamente en el Black Country, comarca en los alrededores de Birmingham que llegó a ser la zona más industrializada de Reino Unido por sus minas de carbón. En Brass nos pondremos en la piel de destacados industriales de la época, donde podremos seleccionar al ingeniero Isambard Brunel, autor de obras tan icónicas como el puente colgante de Clifton o el puente Royal Albert. El objetivo es expandir la revolución industrial por Inglaterra, para lo que deberemos desarrollar una red de fábricas y conexiones fluviales y ferroviarias para dar salida a las mercancías producidas. Para ello dispondremos de minas de carbón, minas de hierro, fábricas algodoneras, cervecerías, talleres y alfarerías.

Fuente: BGG

Entre las poblaciones del Black Country que constituyan nuestra red fabril deberemos construir infraestructuras de conexión, que están divididas en las dos eras de que consta el juego: la era de los canales (1780-1830) y la era del ferrocarril (1830-1870).  En la primera de ellas, hemos de desarrollar conexiones fluviales entre nuestras fábricas, y al término de esa era se nos habilitarán nuevas conexiones donde habremos de desarrollar líneas ferroviarias.

Fuente: BGG

El juego lo ganará aquel que haya conseguido mayor puntuación al final de la era del ferrocarril, entre industrias agotadas y vendidas, así como infraestructuras fluviales o ferroviarias desarrolladas.

Tokio Highway: proyectando autopistas en viaducto

Este juego de 2-4 jugadores ha sido editado en castellano por Asmodee. En él encarnaremos a ingenieros proyectistas que deben proyectar enlaces viarios complejos a distinto nivel, los conocidos vulgarmente como “scalextric“, populares en el ámbito urbano en los años 70 del siglo pasado y existentes en el ámbito interurbano en enlaces complejos de autopistas. Mediante unos componentes sencillos (palos de helado, pilas de viaducto y coches de madera), debemos escoger un origen, ejecutar las pilas del viaducto con cuidado y construir carreteras a distinto nivel, evitando tocar los edificios existentes, si estamos en el ámbito urbano.

Fuente: BGG

Este juego es una versión mejorada del típico y clásico castillo de naipes donde hay que tener mucho cuidado de ir construyendo carreteras en viaducto sin tirar nada ni afectar a las construcciones existentes, idóneo para los más pequeños de la casa. En este caso, la simulación de los viaductos es sencilla: tramos de viga isostática donde el tablero es el palo del helado que se apoya en las pilas a distinto nivel.

Fuente: BGG

Al final del juego, habrá ganado aquel que haya conseguido construir con éxito más tramos de autopista y colocado el máximo número de coches sobre ellas sin que se hayan derrumbado.

Aventureros al tren: operando una red ferroviaria

Por último, y este es uno de los clásicos, tenemos Aventureros al tren un juego para 2-5 jugadores denominado «Ticket to ride» en su versión anglosajona, y editado en castellano por Asmodee. En él encarnaremos a una compañía ferroviaria que debe operar diferentes líneas ferroviarias en función de unos objetivos origen-destino seleccionados por el jugador entre varios disponibles. Así, deberemos conectar Cádiz con San Petersburgo, París con Atenas o Minks con Copenhague entre otras combinaciones posibles. Para ello, aprovecharemos la infraestructura ferroviaria planificada, que puede ser de vía única, de doble o de triple vía. Si es de vía única, y precisamos pasar por ese tramo, deberemos ser los primeros en conseguirlo, o de lo contrario nuestros trenes tendrán que dar rodeos.

Fuente: BGG

En el juego hay diferentes versiones, en función de la zona geográfica donde podemos operar, por lo que hemos de escoger una versión a la hora de comprar el juego, con el mapa correspondiente: Estados Unidos, Europa, Asia, sur de África, etc. Para operar las líneas ferroviarias dispondremos de locomotoras y de coches de diferente tipo y color, teniendo en cuenta que, para completar algunas rutas origen destino, es preciso operarlas con coches de un tipo y color establecido. En algunas versiones del juego también dispondremos de tramos en túnel, que tienen limitaciones adicionales para ser operados. Por último, en la versión del juego con el mapa de Francia, no solamente tendremos que operar las líneas sino construir previamente la infraestructura ferroviaria, que en el resto de versiones del juego está previamente planificada.

Fuente: Zacatrus

Al final, el jugador que haya conseguido conectar más ciudades de forma exitosa y disponga de las líneas más largas será el ganador del juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s